Áreas de intervención

Despresión

La depresión es uno de los problemas más comunes en las personas. Se estima que aproximadamente la mitad de los hombres y tres cuartas partes de las mujeres han tenido algún episodio de depresión en algún momento durante su vida.

Muchas personas no piden ni reciben la ayuda que podría aliviar el malestar. Parte del problema es que muchas veces la gente no sabe qué tipo de ayuda está disponible y cómo pueden beneficiarse de ella.

Ansiedad

Aunque es incómodo, la ansiedad es una reacción normal sana y adaptativa que surge cuando se activa el sistema de alarma (la parte del cerebro asociada con las situaciones de miedo o alarma). Todos estamos equipados con este mecanismo esencial de autoprotección, pero a veces el sistema se vuelve hipersensible o hiperactivo a determinados estímulos o situaciones particulares. Esto ocurre cuando experimentamos la ansiedad de manera no adaptativa (es decir cuando no existe un peligro real e inmediato del cual uno deba protegerse), de manera que acaba resultando contraproducente.

Ansiedad por la salud

Tener cuidado de nuestro cuerpo y experimentar preocupaciones razonables por la salud, son conductas adecuadas puesto que sirven para prevenir diferentes enfermedades. Cuando hay una preocupación desorbitada por tener una enfermedad o si teniéndola, no se justifica semejante preocupación desorbitada, estaríamos hablando de ansiedad por la salud (anteriormente llamada Hipocondría). Las cavilaciones se basan en pequeñas sensaciones físicas, a menudo vagas e imprecisas y esta preocupación genera mucha angustia ya que se tienden a interpretar las sensaciones como síntomas de una enfermedad grave.

Ansiedad social

La fobia social consiste en un miedo persistente e intenso a actuar de manera humillante o vergonzosa delante de los demás, llegando a interferir tanto en la vida personal como en la profesional de la persona. Las personas con este trastorno piensan que la gente las juzga negativamente. Este miedo también puede reflejar la sensación de ser inferior, diferente o inaceptable, y ello va acompañado de ciertos pensamientos del tipo: “si la gente supiera como soy en realidad me rechazarían”.

Pánico

Cualquier persona que está atrapada en una situación que amenaza su vida es susceptible de experimentar una reacción de pánico. Los síntomas de una reacción de pánico consisten en una respiración rápida y poco profunda (hiperventilación), aumento del ritmo cardíaco (taquicardia o palpitaciones), y ansiedad intensa.

Esto pasa cuando el sistema nervioso simpático (SNS) se activa, y el cuerpo se inunda de adrenalina.

Fobias

Cuando nos encontramos confrontados con una amenaza real para nuestra salud, entonces, las respuestas adaptativas que tenemos a nuestro alcance son las de lucha o fuga. Estas son el resultado de la activación del sistema nervioso simpático (SNS), que básicamente es nuestro sistema de alarma que se activa para protegernos del peligro. Las fobias ocurren cuando el sistema de alarma del cerebro forma una conexión inapropiada con el qué sería considerado objetivamente una amenaza poco importante (ej. arañas, perros, agujas) o la baja probabilidad de daño de la situación.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se refiere a la combinación de obsesiones junto con emociones desagradables como el miedo o la culpa que llevan a la persona a realizar compulsiones para intentar aligerar la preocupación y disminuir el nivel de ansiedad provocado por la obsesión. Las compulsiones, también llamadas rituales, son habitualmente acciones repetitivas, pero algunas veces son patrones de pensamiento que se utilizan para intentar eliminar las obsesiones que los perturban.

Tratamiento del estrés

En el tratamiento del estrés, el terapeuta ayuda al paciente a identificar y desarrollar maneras de reducir los estresores y afrontar mejor una situación angustiosa. Personas diferentes, reaccionan de manera diversa ante el mismo tipo de circunstancias, por lo cual sabemos que según la manera como una persona percibe o interpreta una situación cambia la manera como lo experimenta.

Dolor crónico o fatiga crónica

El dolor crónico es un dolor de larga duración que no se ha conseguido aliviar, ni tratando la causa (si es conocida), ni intentando disminuir el propio dolor. Normalmente se trata de dolor no maligno, como por ejemplo el dolor de espalda, la artritis reumatoide o las cefaleas. El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) está caracterizado por fatiga persistente o recurrente, dolor músculo esquelético, trastornos del sueño y deterioro cognitivo subjetivo. Los síntomas no son causado por el esfuerzo constante, ni mejoran con el descanso, y acaban produciendo una disminución substancial de los niveles de actividad.

Insomnio

El insomnio es uno de los problemas más comunes del sueño. De hecho, es un problema muy extendido y la queja más frecuente después del dolor. Es una experiencia subjetiva de su inadecuado, caracterizada para experimentar dificultades al conciliar el sueño, mantenerse dormido, despertar temprano, o no conseguir uno su reparador.

Estas dificultades van asociadas a consecuencias diurnas como dificultades en el funcionamiento, fatiga y somnolencia.

Ponte en contacto

Teléfono:

(+34) 93 393 31 54

Correo electrónico

cristinaruizcoloma@gmail.com

Dirección:

CENTRE MÈDIC TEKNON
Consultorios Vilana – Desp 154
C/ Vilana s/n
08017 Barcelona